Métodos o técnicas de la pintura al óleo

Métodos o técnicas de la pintura al óleo

El óleo es la técnica pictórica cuyos componentes básicos son pigmentos y aceites. 

pintura con espátula

Los aceites pueden ser de linaza, nueces, girasol, adormidera.

Casi todo el óleo lleva aditivos para mejorar sus propiedades como flexibilidad, consistencia… para que con el tiempo no se agriete. 

Además del pigmento y la base aceitosa, el óleo lleva aglutinantes y resinas.

Gracias a Luis Turiño, especializado en réplicas y retratos por encargo, os ofrecemos algunas de las técnicas más utilizadas de pintura al óleo.  

Pintura Indirecta: pintura por capas

Con esta técnica se aplican varias capas de pintura realizándolo varias sesiones.

En primer lugar se pintan capas delgadas y posteriormente capas más gruesas.

Las capas más gruesas serán graso sobre magro, es decir en las sucesivas capas vamos añadiendo progresivamente al óleo más aceite de linaza. 

Requiere paciencia y un poco de planificación de la obra, porque hay que esperar que las capas sequen para seguir pintando las siguientes. Este método es el más empleado por los profesionales y aficionados por sus variadas posibilidades y resultados. 


La primera capa viene a ser un pre-pintado que nos sirve para poner al lienzo un color base. Esta primera capa puede ser de un solo color con diferentes tonos marcando los diferentes valores tonales de la obra. 
También podemos realizar una primera capa con diferentes colores marcando los colores base para cada elemento de la composición. 
Podemos utilizarlo sólo como guía o también como elemento de la composición dejando partes visible en la obra final.

Su utilidad consiste en proporcionar luz y contraste a la obra, así como servir de unión de las diferentes partes de la pintura mediante un color que predomine.

Muchas de las más importantes pinturas clásicas han sido pintadas mediante esta técnica. 

Con esta técnica se puede aplicar una gran definición en las pinceladas, aplicar detalles y conseguir gran variedad de colorido en las pinturas.

Pintura directa: “alla prima” o húmedo sobre húmedo

En resumen es cuando se pinta un cuadro “a la primera”, de manera continua y en una sola sesión  que puede ser en una tarde.

En “alla prima” no se espera a que se seque ninguna capa para pintar   la siguiente capa encima, aplicamos la capa de base y las siguientes capas las aplicamos sobre las primeras cuando aún están húmedas. 

Los cuadros pintados con esta técnica suelen ser de dimensiones no muy grandes debido a su complejidad, al tiempo reducido para realizarlas y a que esta técnica requiere una gran habilidad, siendo realizadas por artistas experimentados.  

Pintura al óleo

Monet, Renoir, Manet, Degas… y la mayoría de los grandes pintores impresionistas emplearon la técnica de “Alla prima” para realizar sus obras y la extendieron a otros artistas.

Técnicas ópticas

Veladuras

En inglés se le denomina “glazing”, que viene a ser una adaptación del francés “glacer”. En español   se denomina veladura, y consiste en aplicar una capa fina de un color transparente encima de otro opaco y de un tono más claro. 
Las veladuras se aplican sobre capas totalmente secas. Se requiere paciencia, experiencia y conocimiento de los colores para llegar al resultado final que se desea. 
Para conseguir estos efectos el óleo debe mezclarse con una buena cantidad de diluyente o medio para conseguir el grado de transparencia apropiado.

Las veladuras han sido utilizadas y perfeccionadas por los grandes maestros de la pintura, dando con esta técnica colorido y efectos a sus pinturas que de otra manera no se podría conseguir. 

La emplearon para conseguir hermosas tonalidades de piel y gran realismo a los lienzos y a otras superficies.

Otra forma de hacer veladuras consiste en pintar con un color de consistencia media o ligera aplicándola sobre el lienzo y seguidamente quitarla con un pincel o trapo limpio y seco. 

De esta manera la pintura se queda difuminada e intensifica o atenúa, según el tono de color que apliquemos, la tonalidad del color que está debajo. 
Según sea el tono o intensidad del color que apliquemos se consiguen diferentes efectos como profundidad, alejamiento. También puede emplearse para corregir colores, unificar diferentes espacios, degradados…
En los cuadros y retratos muy realistas, en los que vemos un tono de piel que es casi idéntico al de la fotografía, y también bonitas telas transparentes, velos, pliegues en las telas, o diferentes efectos de luz atravesando objetos, todos estos diferentes efectos se han logrado debido a que el artista empleó diferentes capas de veladuras para conseguir tan bonitos resultados.

Ténicas de pintura la oleo

Restregado

Consiste en aplicar el óleo sobre una capa de pintura seca que tenga relieve o textura, para dar a la composición una sensación de tridimensionalidad. 

Generalmente se emplea el color sin medio o diluyente aplicándolo con un pincel seco con un poco de óleo. 

El restregado se puede efectuar aplicando la pintura sin diluyente directamente con el pincel sobre el lienzo, y seguidamente darle suavemente con un paño. 

También se puede efectuar el restregado aplicando el óleo del pincel sobre el trapo o paño y después pasarlo suave y ligeramente sobre el lienzo. 

De este modo queda más óleo en las partes que sobresalen de la superficie. Así se consiguen efectos como la niebla, aspectos antiguos, rugosidad en los objetos y en general efectos tridimensionales etc. 

El tono del color aplicado debe ser más oscuro, y se puede aplicar de diferentes sentidos, circular, en líneas, en puntos etc.

Impasto

Esta técnica proporciona colorido, texturas y relieve a las pinturas al óleo aportando riqueza y vistosidad a la obra mediante una impresión de tridimensionalidad.   

El impasto consiste en aplicar una cantidad generosa de óleo espeso con un pincel o con una espátula. Puede utilizarse como base para realizar veladuras e incluso para restregados.

Un gran pintor de impasto fue Van Gogh, que empleaba esta técnica con pinceladas gruesas y cortas realizando pequeños toques cargados de óleo.

Frotado

Esta técnica es utilizada principalmente en cuadros abstractos y modernos. Se utiliza para dar textura empleando materiales no absorbentes. 

Aplicamos una generosa capa de pintura espesa, se frota con un plástico liso o arrugado, o cualquier otro material no absorbente, quedando en la superficie diferentes y originales efectos.    

Sobre esta técnica se puede realizar muchas variantes, variando material que se utilice para realizarlo, variando la cantidad de óleo empleado etc. 

Otras técnicas 

Existen muchas técnicas para aplicar texturas a los cuadros, como emplear diferentes tipos pasta para modelar u otros materiales que se aplican sobre una superficie creando relieve, y una vez secos se pinta por encima. 

Las posibilidades de la pintura al óleo son inmensas, todo es cuestión de experimentar y probar diferentes métodos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.